Datos geográficos e históricos

     Fornelos es una antigua juradía constituída por los barrios de Cruces, Fornelos, Picón, Martín, Visodoseidos y Caselas.

     Geográficamente se halla enclavada entre los municipios de Oia, Tomiño,  las parroquias de San Juan de Tabagón, San Miguel de Tabagón y las históricas  juradías de Medas y Ferreirós en el municipio de O Rosal.

     Se halla recorrido de norte a sur por el río Carballas o Tamuje, último afluente del río Miño por la derecha, antes de desembocar en el Atlántico.

     El centro neurálgico de esta juradía se sitúa en la Plaza de Fornelos, muy conocida en toda la comarca por la celebración ininterrumpida de las típicas fiestas de Carnaval (Entroido) durante más de un siglo.

     Dicha plaza ha sufrido a través de la historia distintas reformas, pero en todas ellas se ha mantenido el sello identificativo, su fuente. En esta fuente han saciado su sed generaciones enteras de vecinos, bebiendo su fresca y maravillosa agua directamente de sus "caños", o llevándosela a casa en "baldes" las mujeres para usarla en las labores domésticas, al ser esta la única fuente que disponía el barrio para abastecimiento de tan preciado líquido.

Plaza de Fornelos. Año 1912
Plaza de Fornelos. Año 1912

     En esta antigua fotografía que enviaron a Buenos Aires los suegros de Ricardo Díaz, puede contemplarse la antigua plaza.

     En primer plano se sitúa la fuente y un abrevadero para los animales, en el centro se encuentra el lavadero y al fondo una bando de gente a las puertas de la tienda de Manuel Fernández, antes de reformar la casa añadiéndole una nueva planta.

     Posteriormente en los años 30 del siglo pasado, la fuente junto con el lavadero se trasladaron más acá de donde se halla el burro y en dicho punto se instaló una cancha de bolos donde los jóvenes pasaban sus pocos ratos libres practicando este tradicional deporte.     

Actualmente la plaza en nada se parece a la que figura en la fotografía, aunque es reconocible por las puertas de la mencionada tienda, ya que se halla pavimentada y el lavadero, antes lugar de trabajo y centro de información para las mujeres del barrio y hoy innecesario, ha sido trasladado fuera de la plaza.

En la década de los 70 se hizo desaparecer el antiguo palco de la música constuído en los años 30 y que estaba situado junto al empalme de la carretera de La Guardia a Fornelos con la de Las Patas a Loureza, tal como puede verse en la siguiente fotografía.

 

Orquesta Flores (Orquesta do Sátiro) al pie del palco
Orquesta Flores (Orquesta do Sátiro) al pie del palco

Una persona muy recordada todavía hoy en Fornelos es el cura Don Serafín por haber tenido una academia, Colegio de San Luis Gonzaga, a principios del siglo pasado, donde cursaron estudios niños de Fornelos y otras localidades cercanas. Se hizo famoso porque a sus alumnos les impartía formación militar. En esta fotografías aparecen desfilando en la plaza ante la iglesia parroquial y en la primera fiesta del árbol celebrada en el tecla en la que participaron plantando todo tipo de árboles en 1915. (El abanderado es mi padre, tocayo del cura.

Alrededor de dicha plaza se hallan locales destinados al ocio entre los que destaca una sociedad recreativa que se encarga de organizar multitud de actividades culturales. Como ejemplo representativo es necesario destacar el Coro Ecos do Folón, que a pesar de su reciente creación tiene una agenda llena de actuaciones.

Desde aquí se puede acceder al blog del Coro Ecos do Folón.