Los papeles del engaño


 

Diario ABC, 13/01/2012

Paloma Cervilla

 

El Gobierno de Zapatero no solo ocultó al PP el dato del déficit público de 2011, manteniendo que sería de un 6% por ciento en lugar del 8% con el que se ha encontrado Mariano Rajoy al llegar a La Moncloa, sino que también se negó a atender más de 250 solicitudes de información sobre cuestiones relativas a, al menos, diez ministerios del gabinete socialista.

 

Como desveló ABC en su edición de ayer, los documentos intercambiados entre el Ejecutivo saliente y los representantes del PP en el traspaso de poderes confirman la negativa de los socialistas a reconocer este desfase en las previsiones. Pero no solo miraron para otro lado a la hora de hacer realidad ese traspaso de poderes «modélico», como lo denominaban, sino que escurrieron el bulto de la responsabilidad de las cifras y dieron largas afirmando que cuando llegaran a los ministerios accederían a los datos.

 

Los nuevos informes a los que ha tenido acceso ABC son reveladores de la persistente actitud del equipo designado por José Luis Rodríguez Zapatero para pactar el traspaso de poderes de no entregar la documentación que, por segunda vez, reclamaban los populares. La ausencia de información más significativa se refiere a cuestiones relacionadas con datos económicos de los ministerios, la situación de las plantillas de trabajadores y de los organismos autónomos y empresas públicas dependientes de los distintos departamentos.

 

No hay detalle que se le escape al Partido Popular a la hora de pedir una exhaustiva información, como así lo refleja su interés por conocer el Plan Anual de Cooperación Internacional de 2012 del Ministerio de Asuntos Exteriores y la gestión de personal en la polémica Agencia Española de Cooperación Internacional. Las subvenciones destinadas a las ONG han sido uno de los caballos de batalla del PP durante su labor de oposición, al detectar desvío de dinero a organizaciones afines a los socialistas. Otros datos vinculados a este departamento que no recibieron son los relativos a los puestos de los diplomáticos destinados en el ministerio y los informes para la reforma del servicio de 2005.

 

Del Ministerio de Justicia, el PP no contó con la situación presupuestaria y financiera de la Fiscalía General del Estado, ni con el cuadro de personal de organismos dependientes ni el estado de pago de la productividad de sus trabajadores.

 

El Gobierno de Zapatero tampoco quiso desvelar el número de efectivos en las misiones internacionales del Líbano, Somalia y Afganistán, así como el coste total de las mismas. En la operación Atalanta se niegan a desvelar la situación procesal del procedimiento abierto por el secuestro del «Alakrana».

 

Además, el número de liberados sindicales también sigue siendo una incógnita para el actual Ejecutivo. El Ministerio de Política Territorial, al frente del cual se encontraba Manuel Chaves, no atendió su petición de conocer la ejecución de los acuerdos alcanzados en materia de centros de trabajo. A la ministra Ana Mato le corresponderá la tarea de encontrar los datos para conocer la situación y la evolución del gasto sanitario en España. Igualmente, en el momento de hacerse cargo del ministerio no tiene en su poder el desglose por comunidades autónomas de la Ley de Dependencia, en lo que se refiere a los servicios prestados, el estado de gasto a cuidadores no profesionales y la evolución de las aportaciones realizadas por las autonomías.

 

En el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, la ausencia de documentación más significativa es sobre la relación de altos cargos y la situación de organismos como el Instituto de Estudios Turísticos y la Sociedad Estatal para la Promoción y Atracción de Inversiones Exteriores, entre otros.

 

El Gobierno de Rajoy tampoco recibió el borrador del reglamento que desarrolla la Ley de Víctimas del Terrorismo ni las misiones militares de la Guardia Civil, que reclamó dentro de las competencias del Ministerio del Interior.

  

JUSTICIA: Incógnita presupuestaria en la Fiscalía General

Durante el traspaso de poderes, los populares se quedaron sin saber la situación presupuestaria y financiera de la Fiscalía General, dependiente del Ministerio de Justicia, que dirigía Francisco Caamaño. Tampoco recibieron contestación sobre el estado de pago de la productividad y ni siquiera si hay crédito disponible para pagarla.

 

DEFENSA: Sin datos cobre el coste de las misiones en el exterior

El coste total de las misiones internacionales y la previsión para 2012 sigue siendo una incógnita para los nuevos responsables del PP en el Ministerio de Defensa, que antes dirigió Carme Chacón. Además, se desconoce la situación procesal del procedimiento abierto por el secuestro del atunero «Alakrana» en el Índico, en lo que afecte al Gobierno de España.

 

INTERIOR: No al borrador de la Ley de Víctimas del Terrorismo

El Ministerio de Interior de Antonio Camacho no envió el borrador del reglamento de desarrollo de la Ley de Víctimas del Terrorismo o, en su caso, los trabajos preparatorios.

Como sucedió en el caso de las misiones militares en el exterior, se han negado a dar documentación relativa a las misiones militares de los miembros de la Guardia Civil.

 

SANIDAD: Ni una palabra sobre el gasto sanitario y la dependencia

El Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad de Leire Pajín ha ocultado los datos que hacen referencia a la evolución del gasto sanitario en España, desglosado por comunidades autónomas.

En lo que afecta a las peticiones sobre los servicios de Dependencia, no informaron sobre los servicios prestados ni sobre el gasto a cuidadores no profesionales.

 

FUNCIÓN PÚBLICA: Silencio sobre el número real de liberados sindicales

El ministro de Política Territorial y Administración Pública, el también vicepresidente Manuel Chaves, no quiso desvelar el número de liberados sindicales. Si bien es verdad que envió los acuerdos entre el Estado y los sindicatos, no hizo lo mismo con el balance de ejecución, especialmente en materia de liberados sindicales permanentes o institucionales.