No paga más quien más gana, sino quien más declara

 

MERCADOS El Mundo, 25/09/2011

 

Los datos oficiales sobre el IRPF ponen en duda la realidad fiscal de los españoles. Por ejemplo, de cada 100 euros que se dicen ganar, 79 pertenecen a las rentas del trabajo. Son las que más controla Hacienda y las que tienen menor capacidad para eludir la vigilancia. Lo más curioso es que, a partir de 54.000 euros, la cuota determina un pago del 43% (44%% a partir de 120.000 y 45% en ingresos superiores a 175.000 euros).

 

Sin embargo, los contribuyentes que declaran rentas mobiliarias o inmobiliarias sólo tributan por el 19% o el 21%. Así, estas rentas del capital, habitualmente en los tramos más elevados de ingresos, tienen un tipo efectivo (el porcentaje que pagan sobre sus rentas declaradas) inferior al de las rentas del trabajo. Por ejemplo, quienes declararon más de 600.000 euros pagaron al fisco un 27,4% de sus ingresos al tener rentas distintas a las del trabajo. Es el mismo tipo o poco más de quien ganó 60.000 euros por rendimientos del trabajo. Además, el 35% de los contribuyentes dice ganar menos de 857 euros brutos al mes y el 64% dice ser mileurista. Se debe a que a este grupo se han sumado empresarios y profesionales que se diseñan su sueldo para pagar menos ocultando sus ingresos reales.

 

Así, las rentas del trabajo por cuenta ajena declaran 19.359 euros de media al año de ingresos, mientras que los pequeños empresarios y profesionales dicen ganar 11.036. Mientras, en los tramos más elevados sólo aparecen 6.829 contribuyentes con ingresos superiores a 600.000 euros. Y sólo aparecen 800.000 personas que manifiestan ganar más de 60.000 euros al año (el 4%).