Noticia publicada el 20/11/2010 en   "elEconomista.es"

 

Cuando empieza a soplar el viento, algunos corren a esconderse mientras que otros construyen molinos de viento.

 

   Con este proverbio asiático comienza el informe que cien grandes empresarios y expertos le presentaron ayer al Rey en una audiencia privada en el Palacio de la Zarzuela, en el que reclaman una reforma del sistema financiero, de la educación, de la normativa electoral, del estado de bienestar y de la marca país.

   El grupo, reunido por la Fundación Everis, está conformado por los presidentes de Telefónica, César Alierta; de Repsol, Antonio Brufau, de Acciona, José Manuel Entrecanales, el consejero delegado de BBVA, Ángel Cano; el presidente de Mapfre, José Manuel Martínez; el director general de La Caixa, Juan María Nin; el presidente de Deutsche Bank, Antonio Rodríguez Pina; el consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz; así como el presidente de Torreal, Juan Abelló, o el de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, entre otros muchos que se pueden consultar en la web de dicha fundación www.everis.com.

   Los empresarios consideran que España afronta un episodio crucial de su historia reciente. Por ello, la iniciativa Transforma España quiere poner de relieve la gravedad de la actual crisis económica, sus causas y consecuencias, al tiempo que propone soluciones en todos los ámbitos para que se genere un verdadero cambio.

   El informe constata que España es un país poco atractivo para las empresas, las iniciativas, las inversiones y el talento, ya que no ha conseguido alcanzar el desarrollo adecuado para competir en bienes y servicios sofisticados con los líderes pero, al mismo tiempo, no puede seguir compitiendo en costes con los nuevos entrantes. El documento apuesta por la incorporación del potencial y talento de la sociedad española. Para ello, piden que se dé un giro al actual sistema educativo, que debe volcarse en la búsqueda de la excelencia.

 

El modelo autonómico

   Transforma España reclama una revalorización de la función pública, el refuerzo de los pactos de Estado, la eficiencia global y la clarificación del modelo autonómico, así como un sistema electoral ajustado a las nuevas necesidades del país, la adaptación de las asociaciones empresariales y sindicatos a los nuevos retos y una percepción social clara de la separación de poderes.

   Para este grupo de empresarios y expertos es necesario que se produzca una mejora de la productividad, la definición de un modelo de bienestar responsable y corresponsabilidad entre el ciudadano y la Administración.

   El presidente de la Fundación Everis, el exministro Eduardo Serra, el ex secretario general de Comisiones Obreras, José María Fidalgo, la presidenta de Merck, Laura González Molero, y el científico Eduard Punset fueron los encargados de presentar este informe.

 

Evitar burbujas

   Para los firmantes del mismo, el sistema financiero se ha complicado en términos de agentes (públicos y privados, formales e informales), productos y servicios, modelos de intermediación y negocio.

   Por este motivo apuestan por un concepto de capital financiero inteligente que se cimienta en una racionalización y profesionalización de los agentes e instrumentos, una conexión con todos los colectivos relacionados con la Economía del Conocimiento, así como una combinación de una mayor capacidad de regulación y autorregulación para detectar y anticiparse a anomalías, excesos y burbujas.

   A todo ello, hay que sumar una mayor transparencia, integridad, y responsabilidad, así como una separación nítida entre el interés político-social y la lógica financiera.

   Marc Alba, coordinador del plan, resalta el "papel vital del ciudadano para transformar el modelo vigente de España, que está agotado. Requiere un cambio sistémico de gran urgencia. Todos somos parte del problema y de la solución".