Nova Caixa Galicia tiene una bolsa de 3.000 pisos


Faro de Vigo. 27/08/2011

Julio Pérez Vigo.

 

El enorme saneamiento del que presume Novacaixagalicia en su fusión, por encima de los 3.000 millones de euros, da brillo al negocio en las conversaciones con los inversores a los que se está tocando para recapitalizar su futuro banco. Una de las cantidades más elevadas en la reestructuración financiera en España. Un colchón ante la marejada económica. Pero también una muestra rotunda de que el ladrillo pesa mucho en el balance de la entidad. Hasta la discutida y rápida due diligence que encargó la Xunta para forzar el matrimonio advertía ya, hace año y medio, del "riesgo promotor-constructor" en las cuentas.

 

Durante el primer semestre de 2011, la caja tuvo que llenar la hucha de las dotaciones destinadas a cubrir los inmuebles que llegan a sus manos por impagos con 130,4 millones de euros, un 780% más que entre enero y junio del pasado ejercicio. La cartera de viviendas y locales sigue creciendo sin tregua. Son ya casi 3.000, un 55% más que los que el grupo manejaba en diciembre.

 

Desde septiembre, y por imperativo del Banco de España, el sector está obligado a aprovisionar un 10% del valor del piso en el mismo momento en el que se lo queda. De hasta un 20% cuando la propiedad lleve un año sin venderse y un 30% en dos años. En el caso de los créditos morosos, la obligación pasa por tenerlos respaldados al 100% en solo doce meses. Cualquier rebaja de precio, además, tiene que estar compensada por la entidad de su propio bolsillo. De ahí que las gangas son escasas entre los inmuebles que gestionan las cajas de ahorros, con poco margen en este momento en el negocio convencional como para consumir recursos.

 

La web inmobiliaria de Novacaixagalicia –agrupada en una sociedad limitada bautizada como NCG División Grupo Inmobiliario– ofrece en estos momentos un total de 2.976 viviendas, frente a las menos de 2.000 con las que comenzó el ejercicio y un 11% más que en mayo. El número de pisos en Galicia prácticamente se mantiene estable, con 654. Todo lo contrario que en algunas áreas del epicentro del estallido de la burbuja inmobiliaria. En apenas cuatro meses, las unidades disponibles en Cataluña crecieron un 15%, hasta las 411, y un 22,7% en la Comunidad Valenciana, con 383.

 

La entidad tiene en Andalucía un volumen de inmuebles similar al de mayo, 380; al igual que en Murcia, con 35. Hasta un 41% de toda la cartera está en la costa mediterránea. Los otros dos destacados incrementos están en Madrid, donde se pasó de 106 a 145 viviendas, y, sobre todo, en Canarias, con un disparado aumento del 197% desde mayo y un total ahora de 223.

 

Con la posibilidad de financiar hasta el 100% del precio en la hipoteca, y descuentos que oscilan entre el 20% y el 45%, Novacaixagalicia mantiene una agresiva estrategia comercial en los últimos meses para aligerar lastre en el negocio. Las ventas en 2010 alcanzaron los 148 millones con la salida de 1.289 inmuebles. Tanto pisos, como garajes y trasteros. El mercado está tan paralizado, y los activos adjudicados es tan incesante que, según fuentes de la entidad, apenas se coloca un 20% de todas las nuevas entradas. El 80% restante se une al stock que acumula la caja, que no descartaba hace meses adherirse a la Sociedad Pública de Alquiler. Las filiales inmobiliarias antes de su integración en una misma sociedad arrastraban 320 millones de euros en pérdidas. 252 millones las de Caixa Galicia y 12,5 millones una de Caixanova.