La deuda autonómica se dispara a una velocidad inédita desde 1995

LUIS DONCEL - El País - 13/03/2010

 

Ninguna Administración se libra de la factura que hay que pagar en tiempos de crisis. El Banco de España puso ayer de manifiesto que las comunidades no son una excepción a esta regla. La deuda de las autonomías creció el año pasado como no lo había hecho desde 1995, cuando la economía sufrió una fuerte embestida, pero no tanto como la actual. Las 17 comunidades debían a finales del año pasado 86.280 millones de euros, un 25,8% más que 12 meses atrás.

Aunque el ritmo de crecimiento se relajó durante el último trimestre del año pasado, es preocupante la carrera alcista de los números rojos autonómicos. Porque tras una década en la que las tasas de variación se han quedado muy por debajo del 10%, se han disparado desde mediados de 2008. Esta subida tocó techo en el tercer trimestre del año pasado, con una variación interanual del 33%.

Pero las regiones no son las que más han incrementado sus necesidades de financiación. La deuda del Gobierno central subió en el último trimestre del año pasado un 32%. Los ayuntamientos -con menos alternativas a la hora de buscar fuentes externas para captar capital- se tuvieron que conformar con una subida del 9%.

"El principal foco de preocupación de la estabilidad presupuestaria del Estado está en las comunidades y en los ayuntamientos. El Gobierno central ha hecho sus deberes con su plan de recorte de gastos y aumento de ingresos, pero nadie conoce la hoja de ruta de las otras administraciones", señala el economista jefe de Intermoney, José Carlos Díez.

Díez reclama, para empezar, una comunicación más eficiente sobre la evolución de la deuda por parte de las entidades territoriales. "Cada mes veo a Ocaña [Carlos, secretario de Estado de Hacienda] dando los datos del Gobierno central. Pero no hay datos mes a mes de cómo va el presupuesto previsto de comunidades y ayuntamientos. Estoy a favor de descentralizar el gasto, pero se tiene que hacer de una forma eficiente y sin poner en peligro la estabilidad presupuestaria", concluye.

"El volumen de deuda puede ser preocupante. En lo que va de año, las comunidades han emitido deuda por valor de más de 5.000 millones de euros", añade Johanna Prieto, responsable de asesoramiento financiero a comunidades autónomas de AFI.

No hay ni una sola autonomía que se librara el año pasado del repunte de la deuda, pero sigue habiendo grandes diferencias entre unas y otras. La media de todas se sitúa en un 8,2% del producto interior bruto (PIB). Pero la Comunidad Valenciana es, un año más, la campeona del endeudamiento al superar el 14%. El sindicato CC OO acusó ayer a la Generalitat de que ese volumen de deuda "no ha supuesto una mejora" de los servicios públicos, sino que se han destinado "ingentes cantidades de dinero a proyectos faraónicos y acontecimientos sin utilidad pública", informa Efe. El Gobierno valenciano tiene una visión diametralmente opuesta. Considera los datos del Banco de España "muy positivos", por haber sido la segunda comunidad donde menos ha subido la deuda. Tras Valencia, vienen Baleares y las dos Castillas, todas ellas con un porcentaje de endeudamiento sobre PIB por encima del 11%.

El País Vasco marca récords por arriba y por abajo. Es la comunidad donde más creció la deuda, un 182%, pero al mismo tiempo se mantiene como la que tiene un peso inferior en la economía, de tan sólo el 3,8%. En Murcia y Castilla-La Mancha también ha aumentado muy por encima de la media española.

A la deuda de las autonomías -en la que se incluye la Administración general, las universidades y los organismos y empresas administrativos- hay que sumar 15.416 millones de euros del endeudamiento de los organismos autónomos no administrativos, entes y empresas dependientes de las comunidades clasificadas como administraciones públicas.

La deuda de las corporaciones locales -ayuntamientos, diputaciones provinciales, consejos y cabildos insulares- subió el año pasado un 9%, hasta los 34.594 millones de euros. A este dinero hay que añadir otros 7.855 millones de sus organismos dependientes.

Los principales responsables de los números rojos de las corporaciones locales son los ayuntamientos, que suman 28.770 millones, un 10% más. Pero en este capítulo, la parte del león se la lleva la capital. Madrid, con 6.762 millones, no sólo supera con mucho al resto de ciudades de España, sino que sólo hay cuatro comunidades -Cataluña, la valenciana, Madrid y Andalucía- que deban más dinero.

La comparación entre las dos ciudades más grandes es aún más llamativa, ya que Madrid debe nueve veces más que Barcelona, cuya deuda se situó en 725 millones.