Los empresarios se preparan para una recesión en 2012


El Economista, 26/10/2011

José María Triper

 

Mientras los pseudo-líderes de la Eurozona se abonan a la austeridad, las reformas estructurales y a recapitalizar la banca, las economías europeas, incluidas Francia y Alemania, avanzan hacia una nueva recesión que, en el caso de España se da por segura ya para la primera mitad de 2012.

Esto es lo que anuncian las previsiones macroeconómicas de la patronal CEOE, que estiman ya un crecimiento cero o del -0,1 por ciento de la economía española para el último trimestre de este año, para pasar a tasas decididamente negativas en los dos primeros trimestres del próximo ejercicio.

Con estos datos la Comisión de Economía de CEOE se alinea con la mayoría de analistas que dejan en el 0,7 por ciento el crecimiento de la economía española en 2011, y comparte también el criterio de que España no cumplirá el objetivo de reducir el déficit al 6 por ciento del PIB al final del ejercicio en curso.

Para la patronal el déficit público se situará este año en tomo al 6,7 por ciento del PIB, aunque esto no alarma ni a los empresarios ni al Gobierno, porque "Bruselas ya ha dicho que aceptará esta división, siempre que no llegue al 7 por ciento".

Las causas de esta desviación se atribuyen al presupuesto de la Seguridad Social que superará el objetivo marcado en medio punto y, sobre todo, en las comunidades autónomas, en las que la desviación será de entre el 1 y el 2 por ciento.

La entrada de España en recesión llevará aparejada un repunte del desempleo que los responsables de la patronal estiman superará los cinco millones de personas, mientras que la tasa de paro se elevará hasta el 22 por ciento de la población activa en el próximo mes de febrero.

Como notas positivas las previsiones de CEOE esperan una rebaja de la tasa de inflación que se situará en el 2,5 por ciento a final de este año y en el 2 por ciento en 2012, año en el que prevén también se inicie una ligera recuperación a partir del verano, una vez superadas las incertidumbres sobre el euro.

En línea con la CEOE, la aseguradora Euler Hermes, líder mundial en el seguro de crédito, deja también en sólo el 0,7 por ciento el crecimiento de la economía española en 2011, para subir ligeramente a un modesto 1 por ciento en 2012.

En un contexto económico de ralentización para los próximos 18 meses, Euler Hermes ha rebajado su previsión de crecimiento de la economía mundial hasta el 3 por ciento en 2011, un 0,3 por ciento inferior a las previsiones de junio y al 3,2 por ciento para 2012,4 décimas menos que hace cuatro meses.

También se retrotraerá el comercio mundial que volverá a tasas de crecimiento del 7 por ciento en 2011 y 2012, la mitad del 14 por ciento alcanzado durante 2010.

La aseguradora destaca como la recuperación "pierde fuerza" en la zona euro y en Estados Unidos, áreas para las que prevé crecimientos del 1,6 por ciento para 2011, aunque la economía norteamericana despegará hasta el 2 por ciento en 2012.

En el caso de Europa explica que algunos indicadores avanzados parecen vulnerables a las dudas sobre las decisiones a tomar para salir de la doble crisis, la de los bancos y la de la deuda, lo que "aumenta la posibilidad de un escenario más degradado para el año próximo.