Factura eléctrica de los hogares españoles


 

Indalecio Díaz Martínez, 16/03/2012

 

En este momento nos está intrigando a todos los españoles el anunciado incremento de la tarifa eléctrica a partir del próximo mes de abril, que se estima pueda estar entre un 8 y un 12%. (Al final ha sido de un 7%).  Por ello es necesario conocer las causas que obligan al Gobierno a tener que tomar tan impopular medida que se viene a sumar a una serie de recortes en marcha y otros previstos, los cuales están ahogando la economía de muchas familias españolas.

 

Ello a pesar de que España es el país continental europeo donde se paga la energía eléctrica para uso doméstico más cara, y aún así tenemos la mayor deuda con las compañías eléctricas, lo que motiva el vayan a a tener que subir la tarifa eléctrica alrededor de un 20% en dos años.

 

Según la Comisión Nacional de la Energía (UNE), utilizando datos estadísticas de Eurostat, en julio de 2011, estos eran los precios de la corriente eléctrica para uso doméstico, antes de impuestos, expresados en céntimos por cada kwh, en los distintos países europeos:

 

  1. Bosnia ......... 6,39
  2. Bulgaria .......6,88
  3. Estonia ....... 7,04
  4. Rumania ..... 8,48
  5. Croacia ....... 9,18
  6. Letonia ....... 9,57
  7. Turquía ...... 9,78
  8. Francia ....... 9,84
  9. Grecia ....... 10,01
  10. Lituania ..... 10,04
  11. Portugal .... 10,15
  12. Eslovenia .. 10,79
  13. Finlandia ... 10,81
  14. Polonia ...... 11,45
  15. Rep. Checa . 12,32
  16. Dinamarca .. 12,63
  17. Holanda ...... 13
  18. Hungría ...... 13,35
  19. Reino Unido 13,65
  20. Eslovaquia .. 13,72
  21. Suecia ......... 13,76
  22. Alemania ..... 14,06
  23. Italia ............ 14,15
  24. Austria ......... 14,42
  25. Luxemburgo  14,51
  26. Noruega ....... 15,63
  27. Bélgica ......... 15,72
  28. Irlanda ......... 15,84
  29. España ......15,97
  30. Malta ............ 16,15
  31. Chipre ........... 17,31

 

Es necesario saber que actualmente los clientes de las empresas eléctricas españolas tenemos una deuda contraída con ellas, aceptada y avalada por el Estado, que a finales de 2011 alcanzó 22.500 millones de euros y que llegaría a 25.000 millones a finales de 2012, si no se tomaran medidas.

 

Para conocer cuál ha sido el origen de esta deuda es necesario retrotraerse  una década atrás, cuando el gobierno de Aznar se vio obligado a congelar la tarifa eléctrica para contener el incremento del IPC y con ello permitir nuestra entrada en el euro. Con la llegada del gobierno de Zapatero, aquella pequeña deuda inicial que podía haber sido cancelada no lo fue, sino que al contrario se fue incrementando año tras año hasta alcanzar la desorbitada cifra actual.

 

En los años de esplendor económico, que sí los hubo, el Gobierno en vez de actualizar la factura eléctrica para poder pagar la deuda, lo que hizo fue incrementarla de una manera inconcebible, al hacer pagar a las compañías eléctricas sus ideas antinucleares y pro energía renovable. Y así, las recomendaciones de la Unión Europea como objetivo a alcanzar en 2020 con las energías renovabeles en el mix eléctrico, Zapatero quiso alcanzarlo en tan sólo dos años.

 

El gobierno, además de subvencionar las instalaciones de placas solares, obligó a las compañías eléctricas a comprar toda la energía renovable y pagar a los propietarios de las instalaciones fotovoltaicas aproximadamente 50 céntimos por cada kwh aportado a la red eléctrica, al mismo tiempo que ese kwh. era vendido a los consumidores por 18 céntimos. Ante este negocio, los parques solares se multiplicaron en un momento que la crisis económica nos hizo excedentarios de energía eléctrica. Ello obligó a que las centrales de ciclo combinado funcionasen a bajo rendimiento, poniendo en peligro su rentabilidad.

 

El alto coste de las energías renovables, los gastos financieros de la deuda, el cierre de algunas centrales nucleares y la no prórroga de otras, la negativa a la concesión de nuevas plantas nucleares, nuestra dependencia energética de los derivados del petróleo, el incremento del coste del crudo y, en fin, una equivocada política energética hicieron lo demás y nos ha conducido a la situación actual.

 

Es curioso que todas las subidas realizadas en la factura eléctrica hayan tenido lugar durante los años de crisis. Así las tarifas eléctricas han subido un 3% en 2007, un 8,92 en 2008, un 5,6 en 2009 y un 9,8% en 2011, mientras que entre 2002 y 2006 tan sólo se incrementaron en un 5%.

 

Lo anterior es una de las mayores incongruencias que se puede dar y que sólo es comprensible dentro de la política del avestruz practicada por el gobierno socialista en los últimos años de “haz lo que debas, aunque debas lo que haces”. Política que se hizo en sanidad, educación, pensiones, subvenciones, subsidios, ayuda al extranjero, plan E, devolución de IRPF, etc.

 

Para mayor información debemos saber a qué conceptos corresponde nuestra factura eléctrica. Como ejemplo vamos a tomar el recibo mensual de una familia que tiene contratada una potencia de 4,4 Kw y un consumo mensual de 300 kwh. Esta sería la distribución de los 63,60 € que figuran en la factura:

 

 

Para obtener una información detallada de acuerdo con la potencia que tenga contratada y los kwh consumidos, pulse:

 

 http://www.unesa.net/u/factura.html