Acuerdo social entre gobierno, sindicatos y patronal

 

Casi a medianoche del último día del mes de enero, el gobierno consiguió llegar a un acuerdo social plasmado con los sindicatos y la patronal sobre el tema de pensiones, negociación colectiva y política de empleo.

 

En dicho documento se hacen una serie de declaraciones sobre política industrial y energética, y la necesidad de seguir dialogando en los próximos meses sobre estos temas, así como un compromiso de desarrollar el Estatuto de la Función Pública.

 

En el acto de la firma realizada días después se puso de manifiesto una vez más que el gobierno quiere estar a bien con los sindicatos haciendo cesiones, pero no busca para nada el consenso con los restantes partidos. El tan reclamado gran pacto para lucha por la crisis ni se ha buscado, ni se ha conseguido. En un momento tan crítico como el que nos encontramos, en el que sería necesaria la concurrencia de todos los partidos para llegar a un gran acuerdo, el gobierno no ha mostrado ni el más mínimo interés en conseguirlo. Prueba de ello es que al acto de la firma se invitó a los partidos políticos por email 24 horas antes, con el resultado que era de esperar. Ni un solo representante de los partidos de la oposición asistió al acto.

 

Ahora cabe preguntarse, ¿si todo esto se hizo de espaldas a la oposición, que ocurriría si el Parlamento rechazase los proyectos de ley en los que deben plasmarse dichos acuerdos? Pues nada, todo se quedaría en agua de borrajas. Sin embargo es de esperar que la responsabilidad de los partidos no haga que tal cosa suceda.

 

Extracto del documento:

a) Jubilación ordinaria

La edad de jubilación de los trabajadores que acumulen la carrera laboral completa será a partir de los 65 años. Para el resto la edad de jubilación se fija en 67 años.

 

El paso de 65 a 67 años se aplicará progresivamente en el periodo comprendido entre 2013 y 2027, con un ritmo de un mes por año hasta 2018 y de dos meses por año desde 2019 a 2027.

 

La cotización de 35 años a 38 años y seis meses para acceder a la jubilación a los 65 años se producirá en un periodo transitorio iniciado en 2013 y finalizado en 2027, con una cadencia de tres meses cada año.

 

b) Jubilación anticipada

Los trabajadores podrán jubilarse de forma voluntaria a partir de los 63 años de jubilación con un mínimo de 33 años de cotización. El coeficiente reductor anual será del 7,5% por año de anticipo sobre la edad ordinaria de jubilación en cada caso.

 

La edad mínima a la que nos hemos referido anteriormente podrá ser reducida hasta los 61 años de edad en el caso de venir motivado por situaciones de crisis.

 

Cuando se cumpla este requisito, la jubilación podrá producirse a partir de los 61 años del trabajador con 33 años cotizados y un coeficiente reductor del 7,5% que no podrá ser inferior al 33% ni superior al 42% de la base reguladora.

 

Jubilación Parcial

Se mantiene la situación actual de jubilación parcial a los 61 años.

Período de Cómputo

 

El periodo de cálculo de la base reguladora de la pensión pasará de 15 a 25 años.

La elevación se realizará progresivamente a razón de un año desde 2013 a 2022

 

Escala de cálculo para acceder al 100%

Se modifica la escala de la pensión con los siguientes parámetros:

  • La escala evolucionará desde el 50% de la base reguladora a los 15 años hasta el 100% de la base reguladora a los 37 años con una estructura totalmente regular y proporcional.
  • El paso de la escala actual a la nueva se producirá en un período delimitado entre 2013 y 2027

Reforma de las Políticas Activas de Empleo

Medidas de carácter coyuntural para 2011-2012: Plan de choque, que incluirá las siguientes medidas:

     Programa excepcional de empleo para la transición hacia la contratación estable, dirigido a jóvenes hasta 30 años y a personas en desempleo de larga duración, mediante una reducción de las cuotas empresariales a la Seguridad Social, durante el primer año de vigencia del contrato, para las empresas que creen nuevos puestos de trabajo a tiempo parcial con una jornada que oscile entre el cincuenta por ciento y el setenta y cinco por ciento de la considerada habitual.

 

Política industrial

Todas las partes convienen en la necesidad de introducir la noción de calidad, la innovación, la tecnología, en particular el uso de las TICs, y el uso eficiente de los recursos como base de la competitividad de nuestra industria. Paralelamente, apuestan por el desarrollo de actuaciones que potencien la imagen de la industria en la sociedad, como motor de creación de riqueza y empleo.

 

Política energética

Las partes negociarán y realizarán una propuesta compartida para el horizonte 2035. Se llevará a cabo en el seno del Grupo de Trabajo de la Industria y Energía para el Diálogo Social Reforzado durante el primer trimestre del año. Se tomará como base de partida el mix energético de referencia a 2020 de la Subcomisión de análisis de la estrategia energética española. Las partes asumen este mix como orientador de la política energética a desarrollar con este objetivo temporal. Asimismo, el citado grupo de trabajo, también abordará la gestión de los residuos nucleares.

El mix de referencia tendrá en cuenta el objetivo de convergencia con los valores medios de la UE de la intensidad energética y la reducción de la dependencia en este ámbito. Además, contemplará una mayor electrificación de la economía y asegurará el cumplimiento en 2020 de los objetivos de alcanzar el 20% de energía final renovable y, de modo específico, el 10% de renovables en el transporte. Lo anterior exigirá el desarrollo de las interconexiones de electricidad y gas hasta alcanzar los objetivos establecidos en el ámbito europeo.

 

Función Pública

El Gobierno y las organizaciones sindicales adquieren el compromiso de abrir un proceso de diálogo en la Mesa de la Función Pública que abordará los siguientes aspectos:

  1. Régimen de Clases Pasivas.
  2. Desarrollo del Estatuto del Empleado Público.
  3. Evaluación de los acuerdos en su día alcanzados en el ámbito de la Función Pública.

Reforma de la negociación colectiva

La reforma que se propugna parte del principio de respeto a la autonomía de los interlocutores sociales para gestionar la negociación colectiva.

Para las Confederaciones Empresariales y Sindicales firmantes del presente Acuerdo, el sistema español de negociación colectiva debe hacer frente a la realidad empresarial y a la de los trabajadores. Para ello habrá que racionalizar y vertebrar mejor los convenios colectivos, potenciando asimismo la negociación colectiva en el ámbito de la empresa, lo que permitirá ampliar su eficiencia y destinatarios.

Documento completo del Acuerdo
Acuerdo Gobierno-Sindicatos.doc
Documento Microsoft Word 159.0 KB