Monte Aloya


     El Monte Aloya, perteneciente a la sierra del Galiñeiro, es para Tuy, junto con la Catedral, uno de sus signo más representativos desde el punto de vista turístico.

     Con sus 629 metros de altura, es un mirador privilegiado para divisar el último tramo del río Miño y todo su valle, antes de que el Miño llegue al Océano.

     También conocido como Monte de San Julián o de San Xiao, por la capilla construida en su cumbre en 1713 en honor de este santo. Tiene un Via Crucis que termina en el mirador de La Cruz y también una construcción muy original, La Casa Forestal, vivienda del guarda encargado de su vigilancia.

     En este monte se han encontrado el castro Alto dos Cubos y vestigios de la época romana.

     En 1910 se inició su repoblación con especies forestales muy variadas, lo que ha permitido que en 1978 haya sido el Primer Parque Natural declarado en Galicia, con una extensión de 783 hectáreas. Dispone de cinco miradores, siete molinos y diez sendas.

     Entre su frondosa vegetación destacan, además de los pinos y eucaliptos, los alcornoques, cedros, cipreses, abetos y sobre un el robledal que rodea la ermita. Hay tojos, brezos carqueixas, etc. que sirven de protección a una rica fauna.