Historia de Tuy

     En el municipio de Tuy, al igual que el resto de la Comarca, se conservan vestigios de los pobladores de la Edad del Bronce e incluso antes, en forma de castros, petroglifos, etc. Así en el límite con Porriño se han encontrado yacimientos arqueológicos del paleolítico inferior y en las terrazas fluviales del Miño vestigios antiquísimos.

     De la época neolítica se conserva el Hacha de Carrasqueira hallada en Paramos, monumentos megalíticos en Anta (Areas) y grabados rupestres en Randufe.

     En el Museo Diocesano se conserva un casco de bronce encontrado en Caldelas y en el monte Aloya se han encontrado restos de la cultura castreña.

     Según la tradición, Tuy fue fundada por el griego Diómenes que la bautizó con el nombre de su padre Tydeo y de ahí se derivarían los distintos nombres con los que se le ha conocido a través de la historia: Tyde, Tude, Tudae, y Tui.

     Donde hoy se halla la catedral existió un castro prerromano que continuó estando habitado durante la permanencia romana e incluso sueva.

     La invasión romana llega a Tuy en el año 137 antes de Cristo de la mano de Décimo Junio Bruto y su consolidación se produce en tiempos de Augusto al convertirse, debido a su buena posición geográfica a orillas del Miño, en un centro administrativo y militar. Años más tarde, al llegar la cristianización, es convertida también en sede episcopal.

     La ciudad de Tuy ( antigua mansio TUDE de la vía XIX del Itinerario Antonino) ocupa para los romanos un lugar destacado dentro de la Gallaecia (Galicia) y como prueba ahí están las distintas manifestaciones escultóricas y funerarias de la cultura romana encontradas.

     Es en la Parroquia de San Bartolomé de Rebordanes donde se ha hallado el mayor número de materiales de los tiempo de la ocupación romana. Existen restos cerámicos, tégulas, ladrillos, fustes, capiteles, sarcófagos, etc. encontrados en la iglesia que formaba parte del monasterio.

     El monasterio y la iglesia de estilo prerrománico, cuya fundación se atribuye al rey suevo Teodomiro, ya aparece mencionado el año 965. Esta iglesia fue sede episcopal provisional, mientras se construyó la Catedral, y el monasterio residencia del obispo.

     La caída del imperio romano provoca su ocupación, primero por los suevos en el siglo V, más tarde se somete a los visigodos hacia el año 585, hasta terminar en poder de los árabes a comienzos del siglo VIII.

     Fue reconquistada a los árabes en el año 739, siendo rey Alfonso I. Más tarde en tiempos de Ordoño I fue repoblada y en el año 915 Ordoño II restauró la sede episcopal. 

     Ello no impidió el seguir sufriendo ataques durante bastante tiempo, tanto de los árabes como de los piratas nórdicos que suben río arriba desde el océano. Así en el año 1015, Tuy es saqueado y en parte destruida por los normandos.

     En 1142 Alfonso VI mandó construir una torre defensiva junto a la catedral que estaba en fase de contrucción. Es el rey Fernando II quien en 1170, tras la separación de Portugal,  funda la ciudad y le concede fuero propio.

Fortificaciones
Fortificaciones

     Estas fortificaciones jugaron un papel defensivo importante contra los ataques portuguesas en las continuas guerras mantenidas con el país vecino.

     La ciudad de Tuy estuvo rodeada por una muralla de casi tres km, con al menos 8 torreones de planta cuadrangular y 3 puertas, con un saliente triangular hacia el río.

     A Tuy se le conoce como "La ciudad de Doña Urraca", por ser ésta quien le concedió el título de Señorío.

     La Tuy cristiana experimenta en ese momento un cierto resurgir económico como consecuencia de los privilegios y las donaciones realizadas por los reyes, prosperidad que alcanza sobre todo en los siglos XII y XIII y que se pone de manifiesto con la construcción de la Catedral y algunas iglesias.

     En este esplendor influye también la situación estratégica de Tuy, que se ve acrecentada cuando a mediados del siglo XII surge Portugal como un reino independiente y el río Miño se convierte en una frontera natural.

     Tuy pasa a ser en el siglo XVI una de las siete provincias gallegas, al integrarse junto con Coruña a las cinco ya existentes en el reino de Galicia desde 1480 : Santiago, Betanzos, Lugo, Mondoñedo y Orense.

     Esta división de Galicia en siete provincias, siendo Tuy una de ellas, se mantiene hasta el año 1822, en cuya fecha Galicia se constituye con cuatro provincias: La Coruña, Lugo, Orense y Vigo. Pero esta división es suspendida primero y alterada después  al ser sustituida Vigo por Pontevedra en 1833, división que se aplica al año siguiente y que sigue vigente.

     Tuy recibe el título de Muy Noble y Muy Leal en el año 1623 y en 1885 se reconoce al ayuntamiento el título de Excelentísimo.

     Desde el punto de vista histórico, el poder de la pequeña nobleza gallega y de la iglesia conseguido en la Edad Media en forma de donaciones y privilegios, tuvo unas consecuencias muy negativas y muy duraderas para la clase social del campesinado gallego. Una prueba de ello fueron los foros.

     El sistema foral gallego, mediante el cual los campesinos estaban obligados a pagar un canon a las clases nobles, a las órdenes religiosas e incluso al clero regular, empobreció a los campesinos hasta bien avanzado el siglo XX. Fue una ley promulgada en 1926 la que declaró extinguidos los foros y los agricultores pudieron decir entonces que pasaban a ser los verdaderos propietarios de sus tierras.

Síntesis histórica de las parroquias de Tuy
Estudio histórico muy completo sobre las distintas parroquias del municipio de Tuy elaborado por Julio Martínez Sigüenza.
Parroquias.pdf
Documento Adobe Acrobat 2.8 MB